El sendero Jean-Marc Boivin: el JMB

 A lo largo de 49 kilómetros y sus 1500 metros de desnivel en subida, seguirá los pasos del famoso aventurero extremo que acostumbraba entrenarse por las paredes de 40 metros de Cormot.
 
Un paseo de montaña en montaña: el JMB se extiende desde el Mont de Sène (521 m) hasta el Mont Rome Château (546 m) y el Mont de Rème (514 m) para llevarlo a la conquista de las Hautes Côtes de Beaune, con sus paisajes de contrastes, entre acantilados, bosques, cañadas y viñas.
 
Junto al camino descubrirá lugares destacados del Cirque du Bout du Monde, la montaña de las Tres Cruces, los acantilados de Cormont, una flora única de tipo mediterráneo y una fauna protegida (con especies como el halcón peregrino o el búho real).
 
Este bonito sendero para deporte, señalizado en ambas direcciones y famoso a nivel nacional, puede hacerse según el ritmo y el nivel de cada uno: en media jornada (los GR permiten recorridos más cortos) o en modo fin de semana, aprovechando los pintorescos albergues que Nolay y sus aldeas cercanas tienen para ofrecer.
 

¡Paseos para todos al ritmo de la naturaleza!
 

Más de 470 km de senderos señalizados, asegurados y categorizados

 De Bouilland hasta la zona de Maranges, el Pays Beaunois ofrece 31 circuitos para descubrir, de unas horas de marcha por día, paseos en familia o grandes caminatas para los más experimentados.
Hay para todos los gustos: acantilados, viñedos, historia... y siempre, al margen del sendero, una sorpresa; girando la cabeza, una pequeña iglesia romana, un castillo, un dolmen, unas orquídeas, un halcón peregrino o bonitas aldeas vitícolas de callejuelas estrechas...
 

Otros dos grandes itinerarios temáticos para realizar en las vacaciones son el camino de los grandes crus (Chemin des Grands Crus, 87 km de Maranges a Dijon entre los grandes viñedos) y el sendero de las cañadas y las crestas (Sentier des Cobes et des Crêtes, 63 km de paisajes extraordinarios al hilo de los acantilados).

Le Sentier des Combes & des Crêtes

Este recorrido, señalizado en color amarillo en los dos sentidos, se extiende por 70 km, de Bouilland a Cormot le Grand, entre viñedos y acantilados.
 
Es una rota excepcional que se abre hacia impresionantes vistas al borde de los acantilados (Bouilland, Cormot), incluso en salientes de las Hautes Côtes de Beaune (Saint-Romain, Orchos), y serpentea por entre lugares clasificados (circo de acantilados de Saint-Romain, circo de Bout du Monde) y espacios naturales protegidos (Natura 2000: praderas calcáreas de Nantoux, de Bouze les Beaune).
 
Puede hacer este recorrido a su ritmo: desde pocas horas de marcha al día (con atajos señalizados) o una agradable jornada marcada por un picnic hasta un día de auténtico montañismo borgoñón.
 


¡Descubra nuestras topoguías disponibles en los puntos de recepción de Beaune, Meursault, Chagny, Nolay, Santenay y Savigny-les-Beaune!