Cerca de la ciudad medieval de Nolay, construida sobre el pico rocoso de la Roche-Nolay, esta fortaleza señorial de tejados multicolores ofrece una imagen romántica de la Borgoña ducal.

Fortaleza medieval de tejados barnizados

La historia del castillo de la Rochepot se remonta al siglo XII. Esta fortaleza medieval con sus tejas barnizadas fue la residencia de los señores Pot, caballeros la Toison d'Or y consejeros de los duques de Borgoña. Fue destruido durante la Revolución Francesa y en 1893 la esposa del presidente de la república, Sadi Carnot, adquirió el castillo de La Rochepot en ruinas para su hijo con el fin de que se pudiera entregar a su pasión por la historia. El arquitecto Charles Suisse, con la ayuda de papeles y documentos de archivo, restauró el edificio para devolverlo a su estado original conservando todos los elementos que antaño habrían asegurado su defensa: puente levadizo, barbacana y camino de ronda.
Constituye el último gran ejemplo de arquitectura neogótica de Francia. Es una obra de arte total en la línea de Viollet-le-Duc clasificada como monumento histórico. El castillo aún pertenece hoy en día a la familia Carnot.

Visita

En el transcurso de la visita, descubrirá la capilla, la sala de guardias, la cocina, cuartos con murales de colores, así como un mobiliario gótico y renacentista. En el patio de honor, el pozo de 70 metros de profundidad está cavado directamente en la roca.
El edificio domina sobre la localidad de La Rochepot, un pintoresco pueblo que hace las veces de puerta de entrada a las Hautes-Côtes de Beaune.

Un detalle insólito

Instalada en una de las torres, el cuarto chino es un regalo de suntuosidad de la última emperatriz de China, Cixí, al presidente Sadi Carnot.